Páginas vistas

lunes, 12 de abril de 2010

Inter News Service San Juan- Manifestantes reclamaron hoy ante el Tribunal de Distrito de Estados Unidos en Puerto Rico "el fin de la colonia", a la vez que quemaron una copia de la Cláusula Territorial del Congreso norteamericano. Los cerca de 500 manifestantes estuvieron encabezados por el ex presidente de la Cámara de Representantes José Aponte Hernández. Los manifestantes, portando banderas estadounidenses –algunas con 51 estrellas simbolizando la anexión total de Puerto Rico–, demandaron a gritos "No más colonia, reclamamos igualdad", destacando de ese modo el trato de "ciudadanos de segunda" que, alegan, Estados Unidos brinda a los puertorriqueños. Durante la "Marcha por la ciudadanía y la igualdad", convocada por el Consejo de Organizaciones Estadistas (COE), los asistentes reclamaron el derecho del pueblo puertorriqueño a elegir dos senadores y siete representantes al Congreso de Estados Unidos, así como a votar por el Presidente. El ex magistrado del Tribunal de Distrito de Estados Unidos en Puerto Rico, Jesús Castellanos, fungió como orador principal de la protesta, durante la que reclamó "tomar el Tratado de París y hacerlo un rollito..." Castellanos, quien de ese modo repudió que Puerto Rico se encuentre bajo el dominio colonial de Estados Unidos en virtud del acuerdo firmado con España que puso fin a la guerra entre ambas potencias en 1898, exhortó al pueblo a seguir adelante con la lucha por "alcanzar la igualdad como ciudadanos" de Estados Unidos. El ex magistrado federal expresó, en un aparte con Inter News Service, la necesidad de celebrar un plebiscito para que "el pueblo se manifieste a favor de la estadidad, establecer una ley habilitadora para el periodo de transición (hacia la anexión total) y comenzar la lucha en el Congreso para que nos aprueben el ingreso a Estados Unidos". Los asistentes a la protesta, en la que había figuras del ala más ortodoxa del anexionismo como la ex senadora Miriam Ramírez de Ferrer, el líder de los veteranos de Vietnam Jorge Pedraza, Tiody de Jesús, viuda del fundador del Partido Nuevo Progresista (PNP) Luis A. Ferré, y el ex comisionado electoral Ramón Bauzá, además de Aponte Hernández y Castellanos, vociferaron que "cuando la injusticia se convierte en ley, la resistencia se convierte en deber". Aponte Hernández destacó que "el pueblo se puso de pie y ya estamos haciendo presencia", ante lo que caracterizó como "discriminación contra los ciudadanos americanos residentes en la Isla". El representante a la Cámara restó importancia que la manifestación tuviera una asistencia menguada en comparación con la militancia del PNP, pues dijo que los 500 participantes simbolizaban que la gente ya se ha puesto de pie en contra de la discriminación que ejerce Estados Unidos contra sus ciudadanos en la Isla. Aponte Hernández recordó que el 2 de marzo la administración de Luis G. Fortuño auspició una actividad en el Natatorio de San Juan, con motivo de la conmemoración de la ciudadanía estadounidense, donde la asistencia tampoco fue extraordinaria.

blog comments powered by Disqus