Páginas vistas

miércoles, 7 de enero de 2009

Legislación de status en manos de Pierluisi

Image and video hosting by TinyPic El Nuevo Dia José A. Delgado WASHINGTON – Pedro Pierluisi, comisionado residente en Washington, aseguró ayer que la redacción del próximo proyecto de ley que promoverá en el Congreso en torno al status político de Puerto Rico va a quedar en sus manos. “La responsabilidad recae en mí”, dijo Pierluisi, asumiendo el mismo argumento del ahora gobernador Luis Fortuño, cuando le advirtió en 2005 a Pedro Rosselló que la legislación de status del pasado cuatrienio sería de su autoría y que por ello la decisión final no descansaría en manos del Directorio del Partido Nuevo Progresista (PNP). Pierluisi sostuvo que eso no quiere decir que no consulte con Fortuño como presidente del PNP y otros sectores de su partido, antes de presentar su legislación. De todos modos, no considera comenzar a preparar esa medida hasta que se decida el debate en torno al plan de estímulo económico federal que impulsará el gobierno de Barack Obama y los demócratas del Congreso. Pierluisi reconoció que se inclina a adoptar un proyecto de ley similar a la medida 900 a favor de un referéndum “territorio sí o no” que durante la pasada sesión legislativa impulsaron sin éxito el entonces comisionado Fortuño y el congresista demócrata José Serrano. “El proyecto 900 ya tiene un camino recorrido. Fue aprobado en el Comité de Recursos Naturales. Tengo que pensar en la legislación que puede aprobarse”, dijo Pierluisi, quien anteriormente había expresado que “idealmente” favorecía un plebiscito federal de alternativas de status. Pese a que el proyecto 900 recogió las recomendaciones de los informes de status de la Casa Blanca de George W. Bush, Pierluisi descarta que los demócratas del Congreso lo puedan aún interpretar como una continuidad de la política pública del saliente gobierno republicano. “Este proyecto cuando se presente va a tener el apoyo del liderato del Congreso”, sostuvo Pierluisi, quien prevé hacer tándem en este asunto con Serrano. El propio Serrano -quien favorece que Puerto Rico opte por su soberanía política o la estadidad-, ha dicho que esperará por Pierluisi antes de poner en marcha alguna iniciativa de status. Durante la pasada sesión legislativa, la presidenta de la Cámara baja, Nancy Pelosi, impidió que el proyecto 900 adoptado con enmiendas por el Comité de Recursos Naturales fuera llevado a votación final, pues consideró que nunca alçanzó suficiente consenso. La legislación no sólo dividió a la clase política boricua en San Juan, sino que además creó fisuras entre líderes demócratas del Congreso, incluidos los congresistas puertorriqueños. Tanto Nydia Velázquez como Luis Gutiérrez, promotores del proyecto a favor de la Asamblea Constitucional de Status, se opusieron a la medida 900. Mientras Pierluisi busca integrarse a los demócratas y aspira a tener el respaldo del liderato cuando presente su legislación de status, los republicanos en Estados Unidos expresan que tienen en Fortuño el modelo de un político que deben promover en Estados Unidos. “Luis es la persona que debemos de estar emulando”, dijo el lunes durante un foro el presidente del Partido Republicano de Estados Unidos, Mike Duncan, quien aspira a la reelección, pero se enfrenta a otros cinco candidatos. Duncan estuvo en San Juan para la toma de posesión de Fortuño, donde recibió el respaldo de los delegados republicanos de la Isla. Sus elogios al nuevo jefe de gobierno de la Isla, junto a los del presidente de la Asociación de Gobernadores Republicanos, Mark Sanford, fueron destacados ayer en el diario The Wall Street Journal.