Páginas vistas

viernes, 24 de abril de 2009

Sindicatos Nacionales entienden plan de recorte, dice Fortuño

Image and video hosting by TinyPic Associated Press SAN JUAN — El gobernador Luis Fortuño aseguró hoy que tanto el gobierno de Barack Obama como las uniones obreras Nacionales, matrices de sindicatos del sector público en la Isla, entienden y apoyan las medidas que ha tomado su administración, como el plan de reducción gubernamental y las alianzas público privadas. “Esto es algo que no he estado discutiendo públicamente, pero yo me he estado reuniendo con presidentes de los sindicatos a nivel Nacional, no a nivel local, ellos lo entienden perfectamente”, dijo Fortuño en rueda de prensa. Ante la visita que hicieron ayer varios líderes sindicales locales a la Casa Blanca, el primer ejecutivo indicó que no se ha reunido con representantes del movimiento obrero puertorriqueño, pero sí con estadounidenses que le han expresado su respaldo. “Entienden los ’issues’, inclusive ven con buenos ojos las alianzas público privadas y hay nuevamente un discurso doble, así que nosotros, todo el que ha tenido a bien reunirse con nosotros en Washington, de los presidentes de las organizaciones a nivel Nacional, nos hemos reunido con ellos, les hemos explicado”, añadió. Miles de trabajadores públicos puertorriqueños están organizados en filiales de sindicatos estadounidenses con cuyo liderato Fortuño dice que se ha reunido y que apoyan sus planes. El Gobernador incluso dijo que recientemente se comunicó con el vicepresidente estadounidense, Joseph Biden, quien alegadamente también mostró comprensión hacia el plan del gobierno. “La administración de Obama entiende perfectamente que el presupuesto más desbalanceado de toda la Nación, proporcionalmente hablando, es Puerto Rico, 40% de nuestro presupuesto es deuda”, sostuvo. “Entiende que hay dos alternativas solamente: aumentar contribuciones o recortar gastos... Entiende que, al igual que en otros 40 estados, hay que hacer recortes en el presupuesto”, añadió el mandatario. Líderes gremiales de Puerto Rico y Estados Unidos se reunieron el jueves con personal de la Casa Blanca para cabildear en contra del plan de recortes en el gobierno, que podría dejar en la calle a cerca de 30,000 empleados públicos a partir del 1 de julio. Los representantes sindicales, entre los que figuró el presidente del Sindicato Puertorriqueño de Trabajadores, Roberto Pagán, destacaron que es una contradicción de la administración de Fortuño que, por un lado, el gobierno de Obama allegará a la Isla alrededor de $5,000 millones de dólares como parte del estímulo federal y por el otro se planifique despedir a miles de empleados gubernamentales.