Páginas vistas

sábado, 17 de mayo de 2008

Se parece en algo a Puerto Rico???

Image and video hosting by TinyPic ¿Soberanismo o patrañas? Opinión - La Gomera - Canarias / "El mejor nacionalismo es una puerilidad, y el peor un fascismo" Yo debería en estos escritos, por mi formación, comentar temas económicos de actualidad. Pero hoy me van a perdonar porque cada día que pasa estoy más apesadumbrado con artículos y opiniones de personas que creen que los canarios son burros a los que se les pone la zanahoria delante y no dejarán de caminar por la senda que les marquen. Voy a ello. Les podría enumerar miles de motivos para aborrecer los nacionalismos y su versión presuntamente izquierdista,el independentismo (para mi son las dos caras del "soberanismo de alquiler" que ahora se lleva en Canarias). Pero entre los motivos que más me preocupan se encuentra la soberbia natural e innata de los que se declaran nacionalistas. Ezquerra o Convergencia en Cataluña, el PNV en Euskadi (o el PP en España) son prueba palpable de ello: yo soy Cataluña, yo soy Euskadi, yo soy España y me asigno el derecho a hablar por ti. O lo que es peor: a decidir por ti. En el caso de los nacionalismos regionales unos cuantos señores (normalmente intelectuales y burgueses con fortuna que vieron peligrar su poder "vitalicio") pensaron en su momento que Cataluña o Euskadi o Galicia tenían la entidad necesaria para ser una nación. Pues hala, poco importa si son muchos, pocos o nadie los que piensan como ellos y los que ven en estos debates algo por lo que preocuparse. Se trata de hacer creer al mayor número de ciudadanos (con razones fundadas o inventadas, da lo mismo) que el convertirnos en una Estado-nación es lo fundamental en el futuro próximo. Pero evidentemente gobernando ellos. Sus padres, caciques y burgueses nos gobernaban desde la humillación, ellos ahora quieren seguir haciéndolo desde nuestros sentimientos por el terruño. Y por fin ha llegado a Canarias. Inventa que algo queda y alguien se lo cree. Llegan dos iluminados seniles y se ponen a escribir disparates sobre "recuperar la soberanía", "el yugo opresor" y la gota de sangre guanche. Qué raro y qué curioso. Estas aspiraciones soberanistas aparecen en el peor momento del nacionalismo en Canarias. ¿Alguien quiere echarles una mano?. Pues que tengan cuidado porque a lo mejor les están echando una mano pero al cuello. Lo esperpéntico en Canarias es que las proclamas soberanistas vienen del centro derecha "de toda la vida" y de ex franquistas, economicistas liberales y empresarios (con El Día como vocero) que se aprovechan de las estupideces de ciertos "apesebrados" que se fueron con los que dominan el cotarro. Lanzan la proclama y ya está: Canarias Libre, Independiente, Atlántica, Africana, pero sin dejar de recibir el dinero europeo, claro... y la gente con los ojos como platos. Ponen un medio de comunicación importante en el medio de toda esta comedia y les da lo mismo. Coalición Canaria (perdón, cierto sector de ATI) comienza a alimentar debates de la nada, reclamaciones territoriales absurdas y abanderan patriotismos donde funden el más rancio insularismo contra Gran Canaria con el nacionalismo navideño de "somos 7 sobre el mismo mar". Presentan como globo sonda las ocurrencias de Cubillo y de las editoriales de El Día y …a jugar. Coalición Canaria dice: si sale mal nos reiremos todos de las tonterías de estos iluminados pero si sale bien podremos abanderar el proyecto de separación del Estado. Pero, ¿qué clase de locura es esta?. ¿Qué soberanía pretenden recuperar?. Dejen a nuestros antepasados en paz. Los aborígenes de las islas ni pertenecían todos a los mismos orígenes ni mantenían contacto alguno entre ellos. Lo más probable es que, a lo largo de muchos siglos, diferentes pueblos, mestizos desde su origen, fueran llegando a las islas traídos por marinos, comerciantes o por sus propios medios. ¿Qué nación, por tanto, existía aquí?. La formación del pueblo canario se diluye en la Edad Contemporánea y somos ricos en aportaciones de toda España y de Europa. Si aplicamos sus razones para la independencia, y lo que sabemos de los antiguos habitantes de las islas, cada isla debería ser un estado diferente. Por favor lean algo más de lo que se investiga de nuestra prehistoria y de nuestra historia y no se queden estancados en el creacionismo aislacionista clásico. Pero vamos a lo importante. ¿Qué status pretenden conseguir y cómo?. ¿Nos vamos del euro a la Unión Africana como dice Cubillo en la mayor estupidez escrita en toda nuestra historia?. ¿O quizás "país libre asociado"?. Conozco países libres asociados que tienen menos autonomía que nuestras comunidades autónomas. No somos europeos pero supongo que estos cantamañanas piensan que Europa seguirá enviándonos sus ayudas monetarias, seguiremos perteneciendo a sus instituciones y seguirán defendiendo nuestros productos ante la Organización Mundial del Comercio con aranceles y otras medidas proteccionistas. No somos españoles pero estos ilusos pretenderán seguir beneficiándose del turista peninsular y europeo, de los fondos de cohesión españoles, de la Zona Especial Canaria, de nuestro IVA especial (el IGIC) y de todas las herramientas que tenemos en la actualidad para hacer frente a nuestra lejanía y fragmentación territorial. ¿Qué estructura económica soportará este nuevo estado?. ¿Saben ustedes algo de Economía Política y de Macroeconomía?. ¿En qué postulados o experiencias se basan para defender esa postura?. Digan algo coherente. No basen sus proclamas en el amor a la tierra. Eso no es exclusivo de ustedes. Yo también defiendo mi tierra pero de una forma abierta, sin complejos pero también sin aventuras disparatadas. ¿Qué país conocen de nuestras dimensiones y con nuestros indicadores macroeconómicos que tenga un futuro digno?. ¿Qué país con las dimensiones de nuestro mercado ha salido adelante en el mundo?. (El caso de Cabo Verde es paradigmático: piden con insistencia una relación especial con Europa después de sus desastrosas experiencias en la órbita africana y como país independiente). Estos nacionalistas redentores nuestros no han sabido en varias décadas sacarnos del bicultivo turismo-plátano diversificando nuestra economía y ahora pretenden convertirnos directamente en un país bananero (y repito, gobernando ellos claro). Pero lo más sangrante (y vuelvo con la soberbia nacionalista) es: ¿de dónde sacan que los canarios piensan como ellos?. De las elecciones no será porque más del 70 % de la población vota a partidos que no comparten sus ideas. De lo que dice la gente en la calle tampoco: se habla más de la subida de los precios, de las listas de espera de Sanidad y del Tenerife que de la república federal de Cubillo y El Día. Entonces, ¿en qué se basan?. ¿Europa y España nos tratan mal?. ¿Ellos se han parado a pensar en el salto que ha dado Canarias (y el resto de España) gracias a los fondos europeos?. ¿Han observado la evolución de los presupuestos del Estado en sus partidas destinadas a Canarias?. ¿Saben por qué existe el R.E.F., la Z.E.C. y otros muchos instrumentos parecidos?. Señores nacionalistas, ¿creen ustedes en serio que un status especial de Canarias traería más riqueza y beneficios a las islas que ser una comunidad autónoma de uno de los principales estados de la Unión?. Ni la inmigración, ni nuestro último puesto en ciertos aspectos de la Educación, ni nuestra desastrosa gestión de la Sanidad, ni los casos de corrupción son problemas derivados de pertenecer al Estado en el que estamos integrados. Son problemas de gestión política y de tomar iniciativas. Lo que tienen que hacer los partidos, los agentes sociales y económicos y los medios de comunicación (como El Día) es contar las causas y las consecuencias de los problemas a los ciudadanos, no apoyar a los corruptos y no hablarle al canario continuamente de la existencia de un paraíso en medio del Atlántico. Ciudadanos recuerden: San Borondón no existe, nosotros somos CANARIAS.