Páginas vistas

jueves, 25 de febrero de 2010

El PIP pedirá la descolonización

Primera Hora Ivelisse Rivera Quiñones Miembros del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) dirán presente en las vistas de status que se celebrarán la semana próxima y entre los reclamos que llevarán está la descolonización del país. “Vamos a ir allí a hacer el reclamo de la descolonización, el reclamo de las obligaciones internacionales de los Estados Unidos y, naturalmente, a poner en perspectiva toda la problemática económica y social de Puerto Rico”, expresó Fernando Martín, presidente ejecutivo de la colectividad. Aseguró que aunque no sabe si se conseguirá algo con las vistas, es su deber asistir a presentar sus planteamientos. “Lo mismo pudiera ser que ese evento resulte ser una especie de cumplimiento formal de unas vistas públicas para que cuando publiquen su informe en octubre puedan decir que escucharon a los puertorriqueños”. “Qué consecuencia, si alguna, eso va a tener, sólo lo veremos sobre la marcha, pero no puede uno asumir una actitud de que nada sirve, todo es igual”, agregó Martín. Entretanto, Rubén Berríos expresó satisfacción con la creación de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, entidad que según él ayudará a adelantar la causa de la descolonización de Puerto Rico.

Lucha ideológica se trasladó a la capital federal

El Nuevo Dia José A. Delgado WASHINGTON - Como en los viejos tiempos, estadistas y estadolibristas se han dedicado esta semana a cancelarse unos a otros en el debate sobre el status de Puerto Rico en la capital federal. Por lo que contaron, los adversarios políticos -los que son de partidos distintos- no se cruzaron por los pasillos del Congreso, pero en ocasiones se seguían el rastro. Como telón de fondo ha estado la percepción de que el proyecto de status 2499 del comisionado Pedro Pierluisi ganó algún ‘moméntum’ este mes tras la aprobación de la resolución del Senado boricua que le reclamó al presidente Barack Obama un plebiscito con alternativas no territoriales ni coloniales. La jefatura del Senado, encabezada por Thomas Rivera Schatz, trajo en su bolsillo esa resolución, que contó con el respaldo de senadores del Partido Popular Democrático (PPD), lo que causó sorpresa entre sectores de la Cámara baja federal y molestó a la congresista boricua Nydia Velázquez. “Nosotros movemos el tema, pero ellos (los populares) vienen a oponerse”, dijo ayer el gobernador Luis Fortuño, antes de concluir las reuniones con senadores y representantes federales. En el tema del status, el equipo azul -integrado aquí por Fortuño, Rivera Schatz y Jenniffer González- se entrevistó con “pesos completos” como el portavoz de la mayoría demócrata en la Cámara baja, Steny Hoyer, y el senador republicano John McCain. Los populares también consiguieron una audiencia con la oficina de Hoyer. Y programaron la visita para que coincidiera con la publicación de anuncios en los periódicos legislativos Roll Call y Congressional Quarterly, en los que el PPD le advirtió al Congreso que el PNP promueve en San Juan esa legislación como una puerta hacia la estadidad. Guerra de anuncios “Apoyar el proyecto 2499 permitiría a Puerto Rico declararse a sí mismo un estado y elegir dos senadores y seis representantes. Vota no”, indica el anuncio del PPD, en el que se hace referencia al plan Tenesí que apoya el PNP para enviar a Washington ‘legisladores federales’ tan pronto gane la estadidad. “Es una agenda del PNP que desconocen los congresistas”, indicó el secretario para Asuntos Federales del PPD, José Alfredo Hernández Mayoral, quien regresó ayer a San Juan junto al presidente del partido, Héctor Ferrer. Por el esfuerzo que hace Hoyer a favor del 2499 se cree que es posible que el proyecto baje a votación este semestre, pero el temor en el PNP son las enmiendas -como alguna referencia al inglés- que puedan presentarse. Mientras, al congresista José Serrano le visitarían tanto el secretario del PIP para Asuntos de Norteamérica, Manuel Rodríguez Orellana, como el líder senatorial, Rivera Schatz. “Necesitan un milagro para que el proyecto se convierta en ley”, indicó Rodríguez Orellana, quien también tuvo conversaciones en la Casa Blanca. Fortuño, quien regresa hoy a San Juan, trajo también en su agenda el tema de la reforma federal de salud, que cree agoniza, y los esfuerzos por reglamentar el reembolso del arbitrio al ron importado. No vio a los líderes del PPD. “Pero me dijeron -agregó- que los vieron almorzando por ahí”.