Páginas vistas

jueves, 20 de noviembre de 2008

Asociaciones de Puerto Rico piden a EE.UU. un plebiscito

Image and video hosting by TinyPic EFE 20-11-2008 Washington.- Asociaciones puertorriqueñas denunciaron hoy en Washington las diferencias que sufre Puerto Rico como Estado Libre Asociado a Estados Unidos y pidieron que se celebre un plebiscito en un plazo de dos años para aclarar su situación. El Centro para el Avance y la Igualdad de Puerto Rico (CPREA) celebró un foro en el que participaron el secretario de Estado electo de Puerto Rico, Kenneth McClintock, el director de la oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración de EE.UU., Alfonso Aguilar, y el ex secretario de educación puertorriqueño, Carlos Chardon. Puerto Rico mantiene desde 1898 una condición de Estado Libre Asociado (ELA) a Estados Unidos, una situación que, según dijo a Efe Rocío Vélez, presidenta de la asociación Americans for Puerto Rico Statehood, ha provocado en los últimos años "muchas desigualdades en los derechos civiles de los puertorriqueños". "Enviamos a la guerra a soldados puertorriqueños y no podemos elegir el presidente que dicta la orden de enviarlos", criticó. Desde su organización, Vélez trabaja para que se reconozcan los derechos de los puertorriqueños y se decida en un plebiscito si Puerto Rico se independiza o se anexiona a EE.UU. como estado número 51. Su objetivo es "aglutinar el mayor numero de organizaciones, tanto nacional o local en Puerto Rico, incluso si son independentistas, para discutir nuestras ideas y buscar un cambio", explicó. "Se trata de definir la anexión o la independencia, pero no de continuar con un estatus colonial", afirmó. Con este foro, "queremos dar un mensaje al Congreso de que esto es una plataforma sólida (que ya cuenta con más de 500 miembros) y vamos a pedir un plebiscito tanto por la paridad o (por la) independencia en los próximos dos años", sostuvo. La activista lamentó que la causa puertorriqueña "no ha sido una prioridad" para Washington y consideró que la nueva administración que encabezará el demócrata Barack Obama "es una esperanza para todos". Si los puertorriqueños consiguieran los mismos derechos civiles que los estadounidenses, como país próximo a la cultura latina, "podríamos ayudar a nuestros hermanos en materia de inmigración", aseguró Vélez. Además, esta anexión significaría paridad en todos los beneficios en cuanto a salud, educación, seguridad ciudadana y también en materia económica. Si Puerto Rico entrara a formar parte de Estados Unidos, por su población, tendría derecho a cuatro congresistas y dos senadores federales, lo que le daría por fin voz y voto en las decisiones políticas. "Ahora somos siempre los últimos en la categoría y no tenemos una representación en el Congreso que pueda defendernos", se quejó.

Ahora tenemos sólo el mandato

Image and video hosting by TinyPic Juan M. García Passalacqua 20 de noviembre de 2008 Un millón de electores y una mayoría de 220,000 votos dieron aquí un mandato para buscar la admisión como estado de los Estados Unidos. ¿Qué harán los Estados Unidos con Puerto Rico? Argelia nos enseñó que en el colonialismo, las elecciones coloniales no son decisivas, y sí son siempre decisivas las opciones que escoja la metrópoli. En Puerto Rico, ya vivimos una realidad anti-colonial porque el 4 de noviembre por primera vez en nuestra historia el electorado boricua rechazó la colonia existente del ELA por casi 60%. Ahora, ¿qué viene? •EN LOS ESTADOS UNIDOS. Siglo y medio después de la abolición legal de la esclavitud sus votantes eligieron por 51% su primer presidente afro-americano, Barack Obama. Al cambiar el imperio más poderoso de la Tierra, el globo entero también cambió. Para mí, el visual más impactante fue ver en la televisión a su abuela Mama Sarah Obama, radiante en su negritud de encías rojas en su vestido nacional de Kenya, hablando en la aldea de Kogelo a orillas del lago Victoria, diciendo: “Mi primer consejo es que luche por la paz mundial”. Hermoso. Allá, el rol de los llamados hispanos fue importantísimo. Obama obtuvo el endoso de más de dos terceras partes de los que se dicen hispanos como nosotros en Estados Unidos. Ello abre la discusión sobre cuál será el papel de nuestros 8 millones en una nueva nación USA diversa y multicultural. Yo traté de levantar la cuestión por escrito en una sesión del Council on Foreign Relations el 3 de noviembre en Nueva York, pero reaccionarios anglosajones me lo hicieron difícil. Allí unos insistieron en que el fenómeno era meramente “demográfico”, mientras yo insistí que es una cuestión cultural. Seguiré luchando. Y ya tendré ocasión de prevalecer. Allá. •EL EFECTO EN PUERTO RICO. Más allá del copo anexionista aquí, el voto puertorriqueño en el estado de Florida fue a su vez decisivo. El triunfo de Obama colocó en posiciones de poder potencial en Washington a los que respaldaron a Obama aquí que son puertorriqueños. El más importante (por ser electo comisionado residente) es Pedro Pierluisi, ahora confrontado por Rafael Hernández Colón. ¿A cuál escuchará Obama en Washington? El resultado electoral aquí fue a favor de Luis Fortuño con 1,014,325 votos; contra Aníbal Acevedo Vilá con 793,642; Rogelio Figueroa con 53,016; Edwin Irizarry con 39,156; y Pedro Rosselló en ‘write-in’ con menos de 10,000 votos. El sunami electoral del PNP fue un copo ganando 46 de los 78 municipios y obligando a la aplicación de la Ley de Minorías para poder incluir a otros tanto en Cámara como en Senado. Arrasó por primera vez –el anexionismo. El análisis del copo electoral evidenció (en la primera encuesta jamás conducida en Puerto Rico mediante voto secreto) que la mitad de los electores votaron compelidos por la desastrosa situación económica en la Isla. Pero las razones de la otra mitad fueron en este orden: 1.definir el status político, 2.la lealtad partidista y 3. indignación contra la corrupción. Nuestras mujeres tuvieron un rol predominante en la elección. Y el voto decisivo fue el de hombres y mujeres pobres, con ingresos menores de $10,000 al año. Entre los afiliados al Partido Popular, alrededor de 50,000 hicieron el tránsito hacia el anexionismo y votaron por Fortuño. Los otros dos partidos, el Independentista y Puertorriqueños por Puerto Rico se hundieron en el desastre sin quedar inscritos. Puerto Rico tendrá en el próximo cuatrienio realmente –un sistema unipartita. Los análisis que hicimos varios del copo electoral, les ofrecen a ustedes varias razones: 1.La de la oficialidad del Partido Popular por voz de Eduardo Bhatia de que 200,000 populares “optaron por la abstención electoral” sin que el pobre Bhatia entienda que hubo una migración masiva de 250,000 electores que se fueron a Estados Unidos en esos cuatro años; 2.La más severa fue del amigo Edgardo Rodríguez Juliá, de que la ambigua prédica de unión permanente del Partido Popular sembró la semilla de su decadencia electoral e ideológica, pidiendo con la mano izquierda la soberanía y extendiendo la derecha en un gesto de mendicidad; 3.La del colonialista Alex Maldonado de que el electorado no le creyó al Gobernador el que estaba siendo perseguido por los poderes que son estadounidenses que Alex cree que son buenos; 4.La del sucesor del San Juan Star en su portada y de Luis Vega Ramos, que dijeron equivocadamente (sin entender ni pío) que fue una decisión económica y nada de ideológica; 5.La mía y del amigo estudioso electoral Ibrahim Pérez, de que más de 50,000 populares de su ala conservadora (un 8%) ya hicieron el tránsito y se quedarán en el anexionismo. Ustedes pueden escoger la que prefieran, o aún todas las cinco razones anteriores. •LAS OPCIONES DE FUTURO. Con el acceso asegurado a la Casa Blanca de Barack Obama, el electo comisionado residente Pedro Pierluisi recordó el 9 de noviembre en la Prensa que Obama se había comprometido a resolver el asunto en cuatro años. Pierluisi dijo que insistirá en el Congreso en un plebiscito avalado por el Congreso como mecanismo de consulta y si no lo hacen allá, celebrar un plebiscito criollo en el 2010. El mismísimo grave error de Pedro Rosselló. Con el voto a favor de más de un millón de 2 millones de votos puede peticionar la estadidad, ya. Un triunfo electoral en la colonia no es predictor de uno plebiscitario, que depende de cómo se definan las alternativas para el pueblo. Fortuño y Pierluisi no han entendido aún que un plebiscito plantearía otra cuestión que la del ya ocurrido copo anexionista de 53%. Un plebiscito no sería sobre la definición de alternativas tradicionales y ni siquiera sobre la agonía de los populares entre la soberanía y la unión permanente, que es un debate ya anacrónico. Postulo que el único mandato es la admisión a la Unión. Las Agencias de Inteligencia de allá comenzaron ya a estudiar que hará su Congreso con el resultado de las elecciones, ¿Cuál estadidad? ¿Un Estado Americano o un Estado Hispano? Esa decisión no es nuestra. Es del Congreso de los Estados Unidos. En un plebiscito el que define decide. Que decidan antes. Ellos.