Páginas vistas

sábado, 22 de noviembre de 2008

Dispuesto a reanudar el debate

Image and video hosting by TinyPic El nuevo día José A. Delgado WASHINGTON – Sin aludir a una agenda específica, el presidente del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes federal, Nick Rahall, se expresó dispuesto a volver a revisar el debate sobre el futuro político de Puerto Rico. Al ser confirmado para un nuevo término en la presidencia del Comité, Rahall, elegido por Virginia Occidental, detalló este fin de semana sus planes para la sesión 111 del Congreso que comienza el 6 de enero. A su vez, dio la bienvenida al próximo comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, y recordó que, por vez primera, las Islas Marianas del Norte también tendrán un delegado ante la Cámara baja federal. Tal y como lo hiciera cuando asumió la presidencia del Comité de Recursos Naturales en enero de 2007, Rahall afirmó que interesa atender en la próxima sesión los asuntos de las “posesiones territoriales de Estados Unidos”, en referencia directa a Puerto Rico, las Islas Vírgenes, Guam, Samoa y las Islas Marianas del Norte. “Como nación, tenemos la responsabilidad de promover el desarrollo sostenido, la seguridad energética y mejorar la infraestructura en esas áreas”, dijo, al indicar que la prioridad de su Comité serán los temas energéticos. Mantuvo que espera trabajar junto a Pierluisi “mientras continuamos dedicados a un proceso de libre determinación política para ese ‘Estado Libre Asociado (ELA)’ (commonwealth)”. Durante la aprobación en octubre de 2007 del proyecto sustituto 900, a favor de una consulta en la que los puertorriqueños decidieran si quieren continuar o no el actual status “territorial”, Rahall advirtió que la solución final “tiene que ser un status permanente y constitucionalmente viable”, la expresión con la cual normalmente se excluye la actual relación de ELA. El gobernador electo Luis Fortuño, ha indicado que al poner en marcha su administración de gobierno estará centrado en la situación económica de la Isla, pero que prevé, además, iniciar reuniones destinadas a coordinar la iniciativa de status que promoverá en el Congreso durante 2009. Fortuño impulsó este cuatrienio el proyecto 900 que quedó engavetado este año tras la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, decidir que no generó el consenso necesario para lidiar con el tema del futuro de la Isla.

Coordinarán agenda sobre el status

Image and video hosting by TinyPic El Nuevo Dia José A. Delgado WASHINGTON – José Serrano y Pedro Pierluisi reconocen que no van a coincidir en algunos temas espinosos de política exterior, pero han pactado coordinar su agenda en el Congreso estadounidense en torno el status político de Puerto Rico. Serrano, demócrata por Nueva York, es considerado uno de los congresistas más liberales y suele ser crítico de la política exterior estadounidense, sobre todo hacia Cuba y Venezuela. Pierluisi, próximo comisionado residente en Washington, se describe como un demócrata conservador en asuntos fiscales y no quiere saber nada, por ejemplo, de las denuncias que hace Serrano a la política estadounidense en torno al presidente de Venezuela, Hugo Chávez. Pero, ambos han prometido hacer tándem en torno al status y las iniciativas económicas de beneficio para Puerto Rico. “Mi asignación ha sido darle toda la ayuda que necesite”, indicó Serrano, quien fue designado por el portavoz de la mayoría demócrata, Steny Hoyer, como “mentor” de Pierluisi. “Tener a un cardenal (el título que se le otorga a los presidentes de las subcomisiones de asignaciones, una de las cuales Serrano encabeza) como mentor es un honor”, indicó, por su parte, Pierluisi. Los dos políticos, que esperan coordinar la presentación en 2009 de un nuevo proyecto en torno al status político de Puerto Rico -como lo hicieron Serrano y el republicano Luis Fortuño este cuatrienio-, se reunieron en la oficina del congresista demócrata por Nueva York poco antes de concluir la semana de entrenamiento de Pierluisi en el Congreso. Allí repasaron los asuntos prioritarios para los trabajos legislativos de 2009, con la idea de insertar a la Isla en la agenda económica del presidente electo, Barack Obama. Con un demócrata de Puerto Rico en sustitución de Fortuño, Serrano considera que su papel cambia. “(Pierluisi) podrá hacer sus propias peticiones” dentro del caucus, dijo. Serrano indicó que aguardará por las discusiones internas que tenga el gobierno del Partido Nuevo Progresista (PNP) antes de decidir si insiste en su proyecto a favor de una consulta de status “territorio sí o no”. “No creo que haya problemas en llegar a un acuerdo”, expresó. Durante la conversación, Serrano -quien exhibe las banderas de Puerto Rico y Cuba en su oficina-, se expresó jubiloso de que Pierluisi le indicara que apoyará las iniciativas endosadas por Obama para eliminar las restricciones impuestas por el gobierno de George W. Bush en los viajes de cubanoamericanos a La Habana y el envío de remesas a familiares. La eliminación del embargo económico a Cuba es harina de otro costal. “Si se elimina el embargo tendría que ser a cambio de que se establezca democracia en Cuba”, dijo Pierluisi. Serrano, sonreído, le respondió: “Si fuera opositor de él le diría ‘por qué no le pides lo mismo a China’ ”. El congresista, un apasionado del béisbol, también aprovechó la reunión para hablarle a Pierluisi de su interés en que el béisbol de las Grandes Ligas excluya a Puerto Rico de su ‘draft’. Para Serrano, eso limita el acceso de boricuas de la Isla que no hablan español y tienen que competir con estadounidenses universitarios. Pierluisi lo escuchó, pero tampoco compró la idea. “Yo prefiero -dijo el político estadista-, que esos (peloteros) aprendan a hablar inglés”.