Páginas vistas

miércoles, 30 de abril de 2008

The President’s Task Force on Puerto Rico’s Status

Image and video hosting by TinyPic http://www.justice.gov/opa/documents/2007-report-by-the-president-task-force-on-puerto-rico-status.pdf Image and video hosting by TinyPic

Asamblea PPD y soberanía......... Comentario Carlos Gallisá

Image and video hosting by TinyPic Dentro del PPD, previo a la Asamblea, afloró abiertamente una lucha ideológica entre los que están complacidos con el ELA actual y/o dispuestos a enmendar con unos parchos al ELA así como hacer expresiones de crecimiento sin movimiento. A este sector le asusta el reclamo de soberanía. En el otro lado se alinean los Populares que proponen un replanteamiento total de las relaciones políticas entre Puerto Rico y Estados Unidos. Sus demandas incluyen el reclamo de soberanía, la celebración de una asamblea constituyente y una nueva relación que la llaman indistintamente república asociada o libre asociación. En la Asamblea se abordó el tema de estatus en el discurso de Aníbal y en la resolución aprobada. Sin embargo, esta lucha ideológica no está resuelta y todavía queda un gran trecho dentro del PPD para llegar a consensos sólidos sobre el futuro de Puerto Rico. No hay duda de que el pasado domingo la prioridad de Acevedo era amarrar su liderato y lograr la unidad del partido por lo que no podía adentrarse mucho en la discusión ideológica para no poner en riesgo la unidad dentro del grupo que lo respaldaba. El debate ha de continuar a lo largo de las próximas semanas y hasta el mes de julio, en que está señalada la celebración de la Asamblea de Programa del partido, donde se esperan definiciones mucho más claras que las presentes. No obstante, a este momento tanto Aníbal como gran parte del liderato del PPD está convencido de que su crecimiento y sus posibilidades electorales están a su izquierda y el momento mandata una redefinición programática del PPD en lo relativo a estatus y a su visión económica y de justicia social. En un cambio significativo, Acevedo propone convertir al partido en un movimiento, con el propósito de darles cabida a otras tendencias políticas más allá de la que ha definido al partido hasta ahora. En los movimientos, a diferencia de los partidos, se reconocen las distintas tendencias y sólo se obliga a sus miembros a respaldar los puntos sobre los cuales se han agrupado las tendencias en el movimiento. Esta etapa de reformulación programática, visión y reorganización del PPD apenas comienza, por lo que queda mucho por aclarar y definir. En primer lugar, para los independentistas la definición que le dé el PPD al concepto de soberanía es de primordial importancia. La soberanía no es otra cosa que donde reside la última fuente de poder. En otras palabras, quién tiene o dónde reside la autoridad última en la toma de decisiones. Para los independentistas el reclamo de soberanía es para constituir la república de Puerto Rico. Para el PPD el reclamo es para otro tipo de asociación distinta a la relación actual y donde, según ellos, la intervención estadounidense en Puerto Rico quede claramente definida y sea mínima. No hay duda de que al momento hay diferencias muy marcadas entre los objetivos de Populares e independentistas en el reclamo de soberanía. Sin embargo, no se puede negar que se abre por primera vez en muchos años un espacio de diálogo y discusión entre ambos bandos. Y esto es lo verdaderamente importante luego de la Asamblea Popular para buscar una convergencia de fuerzas diversas en la descolonización de Puerto Rico. Para entrar con seriedad a ese diálogo, los Populares tienen que liberarse del miedo tradicional del que han sido víctimas de parte de las campañas anexionistas “acusándolos” de traer la independencia por la cocina. Además, tienen que ganarse una credibilidad para borrar toda duda de que su propuesta no es un mero truco electoral. Por otro lado, los independentistas tienen que deshacerse del temor y el chantaje “al qué dirán” a que han estado sometidos cada vez que se acercan a los Populares bajo acusaciones de melones y de estar “resbalando” o de “flojera” en el compromiso con la independencia. Esta campaña sistemática ha llevado al independentismo a un aislamiento que es precisamente el objetivo tanto de los federales como del sector anexionista. Valga recordar los memoriales del jefe del FBI, J. Edgar Hoover a la oficina del FBI en San Juan ordenándoles evitar la unidad de independentistas con el Partido del Pueblo y los autonomistas. Las experiencias revolucionarias a lo largo de la historia de la humanidad han sido iniciadas por alianzas de fuerzas con diferencias ideológicas marcadas, pero capaces de unirse sobre puntos muy específicos y objetivos a corto y mediano plazo. Basta mirar los últimos años de los procesos políticos en América Latina para comprobar cómo han alcanzado el poder, la unidad de diversidad de fuerzas a través de las urnas. Ahí está Brasil, Venezuela, Uruguay, Ecuador, Bolivia, Chile y en estos últimos días el fenómeno de Paraguay, que saca del poder después de 60 años al Partido Colorado. No hay duda de que queda mucho por caminar, hablar y discutir, no tan sólo dentro de las filas Populares sino dentro del propio independentismo, pero no hay duda tampoco de que se abre una brecha que puede ser aprovechada para salir del estancamiento y el tranque político de las últimas décadas y abrir un proceso descolonizador. Los independentistas existimos para hacer la independencia y cada vez que se abre un espacio para adelantar ese objetivo tenemos que aprovecharlo. Debemos reconocer que nuestra lucha está estancada hace años por lo que los llamados a seguir repitiendo nuestro discurso y darles aire a vías organizativas fracasadas es una invitación a continuar en el estancamiento. Se impone la flexibilidad, la audacia y el liberarnos de falsas concepciones de pureza para hacer una patria libre. Los independentistas jamás podremos tener como objetivo la inscripción de un partido electoral. Esa política de los últimos 40 años está fracasada y ha burocratizado a un sector del independentismo haciéndolo totalmente inoperante e irrelevante. Vamos a repensar nuestra lucha.

Democrats’ Campaign in Puerto Rico Becomes Entangled in Statehood Issue

Image and video hosting by TinyPic Image and video hosting by TinyPic New York Times By SARAH WHEATON Published: April 3, 2008 At 11 a.m. on March 27, hours after an indictment against Gov. Aníbal Acevedo Vilá of Puerto Rico was unsealed, his allies met members of the rival party in San Juan. The discussion was not about the charges. It was about Senator Barack Obama’s campaign. The 19-count federal indictment on charges of campaign finance violations and tax fraud was not the only complicated aspect of Mr. Obama’s high-profile endorsement from the governor. In advance of the Puerto Rican Democratic primary on June 1, his campaign, like that of Senator Hillary Rodham Clinton, is seeking to avoid being mired in the issue that defines local politics — the island’s status in relation to the United States. If the nominating contest lasts until June 1, Puerto Rico, with its 63 delegates, is expected to play an outsize role, with Mrs. Clinton hoping for a big victory. But the perennial debate over the status of the island looms, with the two candidates staking out positions of adamant neutrality. Rivals of the candidates have been combing policy statements for the slightest nuance that could betray support for statehood or commonwealth. Historically, pro-commonwealth politicians have loosely aligned with the Democratic Party, and the statehood side has been more of a coalition. Mr. Acevedo is a leader of the Popular Democratic Party, which advocates maintaining commonwealth status. Andrés W. López, a statehood supporter and a member of Mr. Obama’s campaign committee in Puerto Rico, said he was concerned that the governor’s support for Mr. Obama had created a pro-commonwealth impression that could create a backlash among Democratic voters. “A strong public endorsement from a well-known statehood figure would remedy what I feel is a misperception,” Mr. López said. The campaign received that backing on Monday from Pedro Pierluisi, the pro-statehood New Progressive Party candidate for nonvoting representative in Congress. Mr. Acevedo delivered his endorsement after receiving a letter in which Mr. Obama expressed openness to a constitutional convention or a plebiscite to determine status and support for all “valid options to resolve the question of Puerto Rico’s status, including commonwealth, statehood and independence.” Some statehood proponents have objected to a constitutional convention and to the listing of commonwealth as a viable permanent status. Mr. Obama met Mr. Pierluisi a few weeks ago and wrote him a letter suggesting openness to the idea of statehood. “I understand and respect the aspiration of the U.S. citizens in Puerto Rico who, like you, believe that statehood is the best status option for Puerto Rico, as I understand and respect the aspirations of those who favor other status options for Puerto Rico,” the letter said. It did not use the word “commonwealth.” Though most of the nearly four million Puerto Ricans are United States citizens, the territory does not have any electoral votes. The 63 delegates at play are on par with those available in the preceding contests in Oregon and Kentucky. Mrs. Clinton is the favorite in the race, given her longstanding relationship with the island as first lady and, more recently, as a senator from New York, the state with the largest Puerto Rican population. Her campaign focuses on specific policies for Puerto Rico like helping manufacturing and support for equal reimbursements to hospitals from Medicare and expanding Medicaid. Mr. Obama’s campaign focuses on broader themes of hope and change. Many of Mrs. Clinton’s high-profile endorsements arrived before the Feb. 5 nominating contests, and Mr. Acevedo’s announcement appears to have spurred others to support Mr. Obama. Mr. Obama, of Illinois, has the support of all Democrats running at the top of tickets in November for both major political parties in Puerto Rico. “There might be something to the fact that it is based on timing and current events rather than substance,” said Kenneth McClintock, the pro-statehood president of the Puerto Rican Senate who announced his support for Mrs. Clinton in December. “Would I have to choose now, I would choose exactly the same way for exactly the same substantive reasons.”

Redactarán la propuesta de la Asamblea Constituyente.

Image and video hosting by TinyPic Por Israel Rodríguez Sánchez: El Comité de Status del Partido Popular Democrático (PPD) se reunirá este viernes para empezar a trabajar con la resolución de status aprobada en la asamblea general del domingo, confirmó ayer el director ejecutivo de ese organismo, Charlie Hernández. La agenda de trabajo, que se terminará de delinear entre hoy y mañana, incluye planificar la presentación del gobernador Aníbal Acevedo Vilá ante el Comité de Descolonización de la Organización de las Naciones Unidas este verano, adelantó el también representante. Hernández indicó a El Nuevo Día que ya está trabajando la propuesta de Asamblea Constituyente que presentará el PPD de ganar las elecciones y que, según el Gobernador, será la primera ley que debe aprobar la próxima Asamblea Legislativa popular. Acevedo Vilá, quien preside el Comité de Status, dijo el domingo que buscará un desarrollo del Estado Libre Asociado (ELA) en una relación basada en la soberanía. Pero el lunes suavizó su discurso cuando dijo que su visión de desarrollo del ELA no es una de separación fuera del control federal. El representante Luis Vega Ramos, uno de los miembros del Comité de Status, expresó que propondrá que la discusión de la Asamblea Constituyente parta de la propuesta que presentó este cuatrienio por el Colegio de Abogados a la Legislatura. “El análisis y el diálogo deben partir de una discusión de lo que el Colegio de Abogados le ha propuesto al País. Es una propuesta seria”, señaló Vega Ramos. Indicó que esa propuesta fue trabajada en consenso por representantes de las tres ideológicas. “En la reunión del viernes, vamos a concretizar, en términos de educación política, la explicación del desarrollo del ELA que ha sido adoptado y ratificado en las tres asambleas pasadas del partido”, dijo Vega Ramos. Según Vega Ramos, se discutirá también “cómo se va a ir articulando la propuesta en un contenido de desarrollo económico, generación de empleos y beneficios concretos de los puertorriqueños”, entre otros aspectos. El Comité también incluye entre sus miembros al alcalde de Caguas, William Miranda Marín. (((((-------DEFINICION DE ASAMBLEA CONSTITUYENTE: Cuerpo político deliberante, constituido por personas elegidas por voto popular para que redacte o reforme la constitución de un país.-------)))))