Páginas vistas

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Principales partidos políticos apoyan celebración de consulta de status local

Image and video hosting by TinyPic AP SAN JUAN- Aunque con sus respectivas condiciones, líderes de los tres principales partidos políticos apoyaron el martes la celebración de una consulta de status local ante la posibilidad de que no prospere en el Congreso estadounidense el proyecto sobre el futuro político de la Isla presentado por el comisionado residente Pedro Pierluisi. La principal inquietud expresada por líderes de los partidos Nuevo Progresista (PNP), Popular Democrático e Independentista Puertorriqueño (PIP) es que los esfuerzos que surjan para celebrar un referéndum a nivel local redunden en un proyecto de consenso que incluya cada una de las principales ideologías políticas. A esos efectos, el presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, aseguró que buscará agrupar a todo el liderato estadista, autonomista e independentista para defender la celebración de la consulta sobre el status. "Como estadista, voy a promover lo que es la razón de mi partido y desde la perspectiva legislativa instrumentaremos un mecanismo para viabilizar la expresión democrática de nuestro pueblo", dijo el líder senatorial en un comunicado. Indicó que procurará reunirse con el gobernador y presidente del PNP, Luis Fortuño, para desarrollar ``una estrategia inteligente y efectiva'' que agrupe a los líderes de las tres opciones de status. De igual forma, el dirigente popular, Héctor Ferrer, hizo un llamado a elaborar un proyecto de consenso. "Que nos sentemos el liderato del país con las tres fórmulas históricas en el país y podamos presentar un proyecto que sea cónsono con la exigencia de cada una de las partes, incluyendo al Estado Libre Asociado", propuso en entrevista radial (WSKN). A juicio de Ferrer, los estadistas tienen miedo de incluir al ELA en una consulta de status junto a las otras dos opciones. "En una votación estadidad, Estado Libre Asociado e independencia, el Estado Libre Asociado gana como quiera... y el problema que tienen los estadistas es que no se atreven a ir a un plebiscito 'estadidad sí o no'", manifestó. El PIP, por su parte, condicionó su apoyo al proceso a que sea una consulta que, a su juicio, adelante la ideología separatista. "El Partido Independentista Puertorriqueño utilizará el criterio que ha utilizado históricamente: si es un proceso que promueve la descolonización y sirve para adelantar la independencia, nosotros participaríamos en el mismo", indicó a Prensa Asociada el comisionado electoral Juan Dalmau. Aclaró, no obstante, que "como en estos momentos hay un planteamiento genérico y no se ha presentado algo concreto que podamos evaluar, no podemos adelantar criterio alguno". Dalmau recordó que desde que Pierluisi radicó un proyecto de status en el Congreso, el PIP advirtió que la medida, como estaba redactada, no iría a ninguna parte por la oposición que existe en Estados Unidos a hacer alguna oferta de estadidad a la Isla. El Comisionado Residente en Washington pronosticó que en el 2010 habrá una consulta en torno al futuro político de la Isla, con o sin el aval congresional. Para Pierluisi, si su legislación de status no se aprueba antes del receso de Navidad, seguirá vigente en 2010, pero si no prospera en un tiempo razonable, su medida puede ser el modelo de un referéndum local regulado por la Legislatura de Puerto Rico.