Páginas vistas

miércoles, 11 de febrero de 2009

Le dedicará “una parte considerable” de tiempo al tema de status

Image and video hosting by TinyPic El Nuevo Dia José A. Delgado WASHINGTON - Tan pronto se apruebe el plan federal de estímulo económico, el comisionado residente Pedro Pierluisi se propone acelerar el paso a favor de una futura legislación en torno al status político de Puerto Rico. El anuncio de Pierluisi coincide con el momento en que la Casa Blanca -aunque aún distanciada del tema- completa el equipo que estará a cargo de la Oficina de Asuntos Intergubernamentales, desde la cual se manejarán los asuntos boricuas. Pierluisi sostuvo que en los próximos días la atención seguirá con más fuerza en el proyecto de estímulo económico, que el presidente Barack Obama quisiera le llegue para firmar el lunes. Aunque reconoce que al plan para impulsar la economía le seguirá el debate en torno al presupuesto, Pierluisi prevé comenzar a dedicarle al status “una parte considerable de mi tiempo”. No dio por seguro que haya una legislación en marzo, que se da por descontado que siga el concepto del proyecto 900, una consulta federal “territorio sí o no”. Para el secretario de Estado, Kenneth McClintock, el gobernador Luis Fortuño y Pierluisi definirán la agenda, pero consideró que probablemente el tema no comience a avanzar hasta finales de marzo. “Siempre toco el tema del status”, advirtió Pierluisi, quien admitió que, contrario a lo que se había indicado, originalmente trató el asunto, junto a Fortuño, en la reunión que tuvieron el día antes de la juramentación de Obama –el 19 de enero-, con la directora de la Oficina de Asuntos Intergubernamentales de la Casa Blanca, Cecilia Muñoz. Por el momento, Muñoz no ha dicho públicamente si ella manejará directamente el día a día del tema del futuro de Puerto Rico en la Casa Blanca o si lo delegará en alguno de sus asistentes. En los últimos días, la Casa Blanca ha terminado de darle forma a la oficina de Muñoz, que tendrá como jefa principal a Valerie Jarret, una de las principales asesoras de Obama. Obama ya había anunciado a Jarret como responsable máxima de las oficinas de Asuntos Gubernamentales y Enlace Público. Pero después nombró a Muñoz, de origen boliviano y quien era funcionaria del Consejo Nacional La Raza, como directora de la Oficina de Asuntos Gubernamentales, y a Michael Strautmanis como jefe del personal de Jarret. Recientemente, la Casa Blanca nombró como directores adjuntos de esa oficina a David Agnew y Shaun McGrath. Como asistentes de esa oficina también designó a Nicholas Rathod, Jodi Archambault y Michal Blake. Rathod fue quien leyó en la toma de posesión de Fortuño la carta enviada por el presidente electo Obama y ha establecido relaciones con sectores boricuas.

blog comments powered by Disqus