Páginas vistas

lunes, 13 de julio de 2009

Para el PPD el status queda relegado

Image and video hosting by TinyPic EL VOCERO Maricarmen Rivera Sánchez En el umbral de la conmemoración del Estado Libre Asociado (ELA), el senador Alejandro García Padilla opinó que la discusión del status no debe ser un asunto cardinal para el Partido Popular Democrático (PPD) de cara a las elecciones del 2012. Aunque no se amparó en la frase usada por algunos de sus antecesores –de que el status se resolvió en 1952– García Padilla rechazó la solución del status como uno de los pilares del PPD. “Hay que comprender que para los populares el status no es una razón de ser en sí mismo. El status está sometido a que el País viva mejor”, dijo García Padilla. “Si estuvieras hablando con un grupo de estadistas o con un grupo de independentistas, yo entendería que el status es lo central y todo lo demás es accesorio”. Como es usual en las filas de un partido político, esta expresión no tiene un respaldo unánime. Para los grupos que respaldan la soberanía, la discusión del status es medular. García Padilla hizo las expresiones en una mesa redonda en EL VOCERO junto al ex senador Eudaldo Báez Galib y el representante Jorge Colberg Toro. Báez Galib coincidió en varios puntos con García Padilla y fue más allá al indicar que aún sin el asunto del status, el PPD seguiría existiendo. Colberg Toro difirió. Desde el principio del cuatrienio, Colberg Toro se ha enfrascado en el proceso de escribir un manual que defina precisamente el asunto del status. Sin embargo, su enfoque tampoco es el de buscar un ELA soberano. En cambio, prefiere hablar de desarrollar otros poderes dentro del ELA existente. “Hay que cambiar el status, pero no es crear otro status político. Si algún miembro del Partido Popular entiende que el ELA soberano es un status diferente, está en el partido que no es”, dijo Colberg Toro. “(Los soberanistas) no lo han planteado de esa manera; la realidad es que las diferencias son semánticas, porque queremos lo mismo”. Báez Galib, por su parte, abogó en el pasado por la creación de una “crisis al Gobierno federal” para que atienda como una prioridad el asunto del status de Puerto Rico. En entrevista con este rotativo, argumentó que el PPD podría sobrevivir aún sin luchar por la solución del status. “El Partido Independentista tiene la independencia como su única meta y el Partido Nuevo Progresista sin la estadidad no es partido, pero nosotros, sin el Estado Libre Asociado, podemos ser partido”, dijo Báez Galib. Ante esto García Padilla añadió que “fuimos partido 14 años antes del ELA y ganamos elecciones 14 años antes del ELA”. Por diferencias con el liderato actual, la Secretaría de Asuntos Federales e Internacionales del PPD se quedó recientemente sin representación del sector soberanista tras la renuncia de Charlie Hernández, Luis Vega Ramos y Néstor Duprey. Las luchas ideológicas de este grupo con el presidente del PPD, Héctor Ferrer han sido públicas y sonadas. “Pero es que lo primero que hay que preguntarse es qué soberanía están defendiendo. La soberanía tiene 500 definiciones. ¿Cuál es la que quieren?”, dijo Báez Galib. Los entrevistados coincidieron en que la discusión del status en las pasadas elecciones estuvo matizada en el PPD por el caso federal contra el entonces gobernador, Aníbal Acevedo Vilá. Báez Galib retomó sus señalamientos contra Acevedo Vilá, a quien en un momento dado recomendó abandonar la candidatura. Según dijo, el giro que tomó en el PPD la discusión del status fue exclusivamente para beneficiar la defensa de Acevedo Vilá. “El cuatrienio pasado el (manejo) de la campaña estuvo todo el tiempo dirigido a la defensa en un tribunal y las decisiones se tomaron a base de eso y ese reguerete que se dejó en el partido es el gran problema que tiene esta gente”, dijo Báez Galib. Colberg Toro insistió en que hay espacio para estas voces, pero a la vez dejó saber que no hay espacio para lo que entiende es el desarrollo de un nuevo status, diferente al ELA. Contrario a García Padilla y Báez Galib, el representante Colberg Toro se expresó a favor de discutir el asunto del status, pero opinó que la plataforma del 2012 no va a incluir los elementos de las plataformas de los pasados años electorales. Al igual que Báez Galib, opinó que la discusión del status se matizó por el hecho de que el candidato a la gobernación estaba acusado a nivel federal. La discusión pública entonces, incluyó plantear la salida del Tribunal federal. “No puede haber un nuevo modelo económico si no tienes herramientas jurídicas. Mi percepción es que sí hay cabida para todo el mundo, incluyendo los que han reclamado su interpretación de lo que es soberanía. Lo que no va a estar en discusión son los elementos de la pasada campaña”, dijo Colberg Toro.

blog comments powered by Disqus