Páginas vistas

viernes, 21 de noviembre de 2008

El status tendrá un perfil bajo

Image and video hosting by TinyPic El Nuevo Dia José A. Delgado WASHINGTON - El debate de status tendrá un perfil bajo cuando comience a andar el gobierno de Luis Fortuño, según el Gobernador electo. Fortuño evitó describirlo como una “moratoria de los primeros 100 días”, pero, hizo claro que no quiere que el debate de status desvíe la atención urgente que le quiere dar a la difícil situación de la economía boricua. En los días finales de su término como comisionado residente en Washington, el Gobernador electo estuvo el miércoles y jueves en el Congreso estadounidense. Tuvo reuniones con colegas republicanos de la Cámara baja, centradas en las posibilidades de un nuevo proyecto de estímulo económico que el Congreso considerará a principios de 2009. Y se despidió de algunos que, como él, dejan sus oficinas del Capitolio federal. Fortuño -al que le comienzan a aparecer las canas y camina a toda prisa por los pasillos del Capitolio-, cumplió una agenda apretada en el día y medio que estuvo en el Capitolio. Informó que planifica reunir a principios de año al liderazgo político de Puerto Rico. Pero, los pasos concretos sobre el status los dará cuando las cosas estén “maduras” en Washington, que estrenará en enero al presidente Barack Obama, y una agenda centrada en la crisis económica de Estados Unidos. ¿No se tratará el tema de status durante los primeros 100 días, para no desviarse de los asuntos económicos? | No sé si son 100 días, 80 ó 120. No lo mido de esa forma, pero -aunque podemos hacer muchas cosas a la vez-, puedo garantizar que Pedro Pierluisi y todos los miembros del Gabinete tienen claro que mi prioridad principalísima es la economía. (En términos de Washington) no se trata sólo de un proyecto de estímulo económico o de algún incentivo para Puerto Rico, sino de los fondos de Medicaid. ¿Qué se puede esperar en torno al status? No voy a rehuir el tema. Puede haber discusiones sobre el tema, porque los presidentes de las comisiones (del Congreso) quieran discutir el tema. Pero, para que se puedan manejar de forma efectiva los temas que no sean estrictamente económicos van a tener que estar maduros. ¿Tiene aún preferencia por el concepto de legislación que promovió en esta sesión (territorio sí o no), u optará por un plebiscito con alternativas de status? Estoy convencido de que el pueblo quiere un voto directo. La forma en que se implantará ese voto va a requerir un diálogo con la nueva administración (de Obama), con los líderes del Senado y la Cámara federal y consultas con distintos grupos en Puerto Rico. ¿Con qué grupos se reuniría? Con los partidos políticos mayormente. ¿Con los partidos políticos o con los partidos inscritos? Le voy a dar espacio al Partido Independentista Puertorriqueño. Ya tuve una conversación con un par de líderes del PIP para que sepan que no vengo en una actitud troglodita, que ‘porque no quedaste inscrito no tengo que hablar contigo’. Con más razón se le debe guardar espacio a las minorías. ¿No lamenta, ahora que ve la efervescencia política en Estados Unidos, su decisión de haber apoyado al republicano John McCain en vez de respaldar a Obama? Soy republicano, pero desde el momento en que se hizo evidente que había ganado Obama he tenido un sentimiento de orgullo y júbilo de que un joven afroamericano de nombre Barack Hussein Obama haya sido electo presidente. ¿Cómo es su relación con Héctor Ferrer, el nuevo presidente del PPD? Lo he visto en un par de ocasiones saliendo de estaciones de radio, pero no lo conozco. ¿Piensa convocarlo a una reunión? En su momento. Pero, le corresponde a ese nuevo liderato (también mencionó a Alejandro García Padilla) establecer una tónica diferente a la del gobernador saliente (Aníbal Acevedo Vilá).

blog comments powered by Disqus