Páginas vistas

miércoles, 6 de agosto de 2008

El Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH) en Iran

Image and video hosting by TinyPic Claridad Julio A. Muriente Pérez Acaba de regresar de Teherán, capital de la República Islámica de Irán, la delegación del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano (MINH) –compuesta por la compañera Olga Sanabria y quien suscribe– donde participó en la XV Conferencia Ministerial del Movimiento de Países No Alineados (NOAL). Fuimos a reclamar y a ofrecer solidaridad; a insertarnos en el concierto de naciones del planeta, siempre partiendo de la premisa de que somos una nación bajo dominación colonial. La lucha de independencia de Puerto Rico es miembro del Movimiento de Países No Alineados desde hace 35 años. En 1973 el Partido Socialista Puertorriqueño (PSP) participó en la IV Conferencia Cumbre celebrada en Argel, en calidad de Miembro Observador—Movimiento de Liberación Nacional. Ese escaño fue heredado en 1993 por el Nuevo Movimiento Independentista Puertorriqueño (NMIP). En 2004 la representación pasó a manos del MINH. Aun antes, en la II Cumbre celebrada en El Cairo en 1964, NOAL señaló, “…a la atención del Comité Especial de las Naciones Unidas, el caso de Puerto Rico, y solicita de ese Comité que examine la situación de esos territorios, de conformidad con lo dispuesto en la Resolución 1514 (XV) de las Naciones Unidas”. En la actualidad NOAL agrupa a 118 países miembros y numerosos otros países y organizaciones como observadores –sobre todo del Tercer Mundo–. Es la organización internacional más representativa e importante luego de la ONU. El balance de nuestra participación en ese evento internacional fue muy positivo: 1. Distribuimos abundante material informativo sobre Puerto Rico a las delegaciones y medios de comunicación de masas; 2. Sostuvimos reuniones y encuentros con numerosas delegaciones –entre otros, con los cancilleres de Venezuela, Cuba, Ecuador, Nicaragua, Bolivia, Timor del Este, Suráfrica, Palestina, Malasia, Dominica y Namibia– a las que recabamos su solidaridad con nuestra causa, particularmente con relación a la elevación del caso colonial de Puerto Rico a la Asamblea General de la ONU; 3. Sostuvimos un encuentro con el presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad, a quien le expresamos nuestra solidaridad en la defensa de la soberanía nacional iraní, ante las amenazas de Wáshington con relación al uso pacífico de energía nuclear y le entregamos como regalo una bandera de Puerto Rico; 4. Ofrecimos varias entrevistas a la televisión iraní e internacional; 5. Ofrecimos un discurso ante decenas de cancilleres y otros altos funcionarios representantes de más de cien países del orbe –¡tamaño compromiso ese de imponer presencia, de reclamar el derecho a existir entre iguales!–, en el que reclamamos su apoyo para la causa de la autodeterminación e independencia de Puerto Rico. El mismo fue recibido con inusuales aplausos y el respaldo generalizado. Mientras tanto, la Conferencia Ministerial se expresó contundentemente. En el apartado sobre “Derecho a la autodeterminación y descolonización”, se dedican tres párrafos a Puerto Rico. En el primero se reafirma el derecho de nuestra Patria a su autodeterminación e independencia; en el segundo se reclama del gobierno de Estados Unidos que tome cartas en el asunto de la descolonización de Puerto Rico, “nación latinoamericana y caribeña”, y la plena devolución de las tierras de Vieques y Roosevelt Roads; y en el tercer párrafo NOAL se compromete a trabajar activamente para que el caso de caso de Puerto Rico sea considerado en la 63ra. sesión de la Asamblea General de la ONU, correspondiente a 2009. Antes y ahora somos conscientes del valor que tiene el trabajo internacional –denuncia, solidaridad, proyección, quiebre del aislamiento colonial– para la lucha de independencia nacional. Ahora bien, la importancia de tanto esfuerzo y tanta inversión de recursos humanos y materiales dependerá siempre de cuánto avance el proceso descolonizador día a día en el País. Una cosa está subordinada a la otra. La solidaridad que el resto del mundo estará dispuesto a ofrecernos dependerá, más allá de la justeza de nuestros reclamos, del desarrollo y crecimiento concreto de nuestro esfuerzo liberador. Por eso es tan importante que, no bien nos bajamos del avión tras la interminable travesía, nos reciba una convocatoria a continuar la lucha en Paseo Caribe, y al debate en los medios, y al combate cotidiano por un mejor país. En la calle, la solidaridad internacional adquiere pertinencia plena, razón de ser y propósito. Estamos cumpliendo. * El autor es Co-presidente del Movimiento Independentista Nacional Hostosiano.

blog comments powered by Disqus