Páginas vistas

sábado, 24 de mayo de 2008

Presionan en torno al status

Image and video hosting by TinyPic José A. Delgado El Nuevo Dia La mayoría demócrata de la Cámara baja federal va a llevar a votación, antes de que termine el año, el proyecto de ley 900 que busca regular una consulta en torno al futuro político de Puerto Rico, según el congresista boricua José Serrano Las expresiones de Serrano, demócrata por Nueva York, surgieron justo cuando el comisionado residente en Washington, Luis Fortuño, enviaba una carta a la presidenta de la Cámara baja federal, Nancy Pelosi, en reclamo de que se presente a votación el proyecto 900. "Estamos todavía tratando de hacerle algunos ajustes al proyecto, con la intención de que gane el apoyo de los que se han opuesto. Pero, llega un tiempo límite y habrá que bajarlo a votación", dijo Serrano, quien figura como el autor principal del proyecto 900, que tuvo que enfrentarse ya a varias enmiendas antes de ser aprobado en el Comité de Recursos Naturales de la Cámara baja federal. Los otros dos congresistas demócratas boricuas, Luis Gutiérrez y Nydia Velázquez, que defienden su propia legislación destinada a reconocer el poder de Puerto Rico para convocar a una Asamblea Constitucional de Status, se han opuesto a la legislación 900. "La bola está en su cancha", dijo recientemente Velázquez (Nueva York), señalando a Serrano, en un reciente encuentro con El Nuevo Día en el Capitolio federal. El proyecto 900 propone la convocatoria en 2009 a un referéndum "territorio sí o no". La medida reconoce el voto de los nacidos en Puerto Rico que viven en Estados Unidos. Y menciona que un plebiscito o una Asamblea Constitucional de Status pudieran darle continuidad a la votación inicial. "El proyecto 900 es resultado de una transacción redactada cuidadosamente con fuerte apoyo bipartidista", indicó Fortuño, afiliado a los republicanos, en la carta que le envió esta semana a la Pelosi. "Llegó la hora de actuar con firmeza", agregó Fortuño, quien ha indicado que el Partido Nuevo Progresista (PNP) ha recogido firmas en Puerto Rico y fuera de la Isla que serán enviadas a Pelosi, reclamándole que permita que la medida sea llevada a votación "lo más pronto posible". En estos momentos, la medida está en manos del portavoz de la mayoría demócrata, Steny Hoyer (Maryland), quien pudiera querer bajar la medida en algún momento de junio o julio, según percibió el candidato del PNP a comisionado residente, Pedro Pierluisi, quien se reunió hace unos días con el congresista estadounidense. "Me da la impresión de que alguna o algunas personas en el liderato demócrata preferirían no tener una disputa a cinco meses de las elecciones dentro de sus filas. Pero, hemos esperado 110 años. Voy a hacer todo lo posible para que no esperemos más", sostuvo Fortuño. Serrano se mostró confiado de que la medida sería aprobada en el hemiciclo de la Cámara baja y de que la senadora Hillary Clinton, con más fuerza política que antes de las primarias presidenciales, ayudaría a echar la medida hacia delante este año en el Senado federal. Clinton fue coautora en 2006 del proyecto de status "territorio sí o no" que impulsó el republicano Mel Martínez. Pero, en momentos en que aspira a la candidatura demócrata a la Casa Blanca – y consigue apoyo entre algunos sectores del Partido Popular Democrático (PPD), opuestos a esa medida-, se ha mantenido alejada de este debate. El Senado, sin embargo, tiene su propio proyecto de ley, de la autoría del demócrata Ken Salazar. Y esa legislación es muy diferente, pues sugiere un plebiscito de cuatro alternativas: el status actual, la libre asociación, la independencia y la estadidad. El jefe del Comité de Energía y Recursos Naturales del Senado, el demócrata Jeff Bingaman (Nuevo México), ha mantenido que esperaría por la Cámara baja antes de poner en marcha sus propias audiencias. Pero, el calendario legislativo se le viene encima a los que quisieran ver alguna medida aprobada durante 2008. El gobernador Aníbal Acevedo Vilá, presidente del PPD, se ha expresado confiado de que ni el proyecto 900 ni la legislación de Salazar se convertirá en ley antes de que venza la sesión 110 del Congreso federal, que en términos prácticos puede expirar en octubre. La experiencia dicta que si la Cámara baja decide aprobar el proyecto 900, probablemente se quedará pendiente en el Senado. Y que, de todos modos, habrá que esperar por los resultados electorales de noviembre – en Washington y San Juan-, antes de volver a intentar otro comienzo. Nancy Pelosi FAX 1-202-225-4188 sf.nancy@mail.house.gov

blog comments powered by Disqus